sábado, 1 de marzo de 2008

A por la Copa del Rey

El Unicaja se clasificó de forma agónica para la final de la Copa del Rey de voleibol, en la que defenderá título, tras vencer después de casi dos horas y media de partido a un entusiasta equipo local que a punto estuvo de lograr su objetivo. La alternancia en el acierto-error en ambos equipos fue la tónica de los primeros compases del partido, aunque fue el japonés Shibata el que con un par de buenas acciones, en saque y remate, puso al Unicaja por encima en el marcador.

Los ataques se impusieron con claridad a las defensas y mientras los anfitriones consiguieron tres puntos de bloqueo, los almerienses ni siquiera se estrenaron en este apartado. Este detalle junto a un mejor porcentaje de recepción fue suficiente para apuntarse el primer set del encuentro.

Unicaja, defensor del título y gran favorito tras la eliminación del Drac Palma, tenía que empezar a remar contracorriente, mientras que el CAI Teruel, envalentonado, dominó el marcador en los primeros compases de la segunda manga (14-11, 16-13), hasta que los andaluces metieron una velocidad más en su juego para contrarrestar la presión que llegaba desde las apasionadas y abarrotadas gradas.


Errores muy peligrosos

Con el marcador igualado desde la veintena, cada punto era un mundo, una conquista, un punto de apoyo para seguir creciendo y cada error una herida mortal de necesidad. La experiencia de Unicaja jugó su papel y los andaluces igualaron el encuentro. No hubo demasiados cambios en el tercer set. Igualdad inicial, ligero dominio local (11-7) y réplica del Unicaja para volver a igualar el marcador. La diferencia fue un parcial de 1-4 para los todavía campeones en el momento decisivo, pasando de un 16-15 a un 17-19 que desembocó en el 1-2.

Con el marcador a favor el Unicaja intentó gestionar el tempo del partido en base a su teórica superioridad técnica, pero el CAI Teruel apeló al orgullo y volvió a romper la lógica en una manga absolutamente loca. Primero fueron los locales los que se adelantaron 11-6 tras un parcial de 3-0. Respondió el Unicaja con otro parcial de 0-4 (11-10), que volvió a ser contrarrestado por los maños con otro 4-0 (17-11). Al final se lo apuntaron los locales por 25-17.

A la hora de la verdad, en el quinto y definitivo set y después de más de dos horas de partido, una ventaja de dos puntos era medio mundo. Y eso es lo que consiguió Unicaja en los inicios, 2-4, pero al final se llegó a un cara o cruz desde el empate a nueve. Al final la moneda cayó del lado de los andaluces que podrán defender el título en la final de mañana.
Ficha técnica
2 - CAI Teruel: Cao (5), Atanasov (14), Morata (4), Torcello (11), Todorov (18), Benassi (19) y Llenas (líbero) -equipo inicial-, Salinas, Cocolina, Bruno y Levi (7).

3 - Unicaja Arukasur: Shibata (15), Delgado (12), Adornelas (31), Flores, Salvador (10), Cedeño (10) y Valido (líbero) -equipo inicial-, Ferrández (1) y Giovanni.

Parciales: 25-21 (34 min.), 23-25 (29 m.), 21-25 (27 m.), 25-15 (24 m.) y 15-17.

Árbitro: José María Sánchez y Mario Bernaola.
Incidencias: Partido correspondiente a la primera semifinal de la Copa del Rey de voleibol disputado en el polideportivo Los Planos ante unos dos mil quinientos aficionados.

1 comentario:

Zulkijora dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.